PATRONES DE COLOR PARA MEJORAR TUS HABILIDADES PINTANDO

Patrones de color es una muestra de diferentes formas de colores elaboradas en acuarela y tinta

Los patrones de color, aparte de ser algo muy vistoso, también es un excelente ejercicio. Realizando este tipo de pinturas se mejora mucho el control del pincel, y se aprende a combinar colores de forma efectiva.

Este tipo de patrones son color son pinturas sencillas, aunque las podemos complicar todo lo que queramos.

Elaboración sencilla

Este ejemplo es uno de los más sencillos. Son burbujas de diferentes tamaños usando un único color. En algunas zonas son más claras que en otras, simplemente porque llevan más cantidad de agua.

 

Mediante este tipo de ejercicios realizando círculos concéntricos, conseguiremos dominar las curvas con el pincel. Yo he usado diferentes colores, pero se puede simplificar y usar un único color.

Formas cuadradas de diferentes tamaños. Este dibujo también es muy sencillito. Los bordes están dibujados con tinta negra, y se trata de ir rellenando los bloques sin salirse.

Pinturas un poco más complejas

Estas pinturas tienen un poco más de complicación, porque aparte de controlar el movimiento del pincel, vamos a tener que mezclar colores.

En este caso, hemos creado un efecto arcoiris, pasando de un color a otro de forma gradual.

En este otro ejercicio hemos practicado los gradientes (pasar de un color a otro) dentro de cada figura. Manteniendo el control de la forma, e intentando que todas las figuras sean similares en forma.

Esta última pintura tiene un estilo un poco más libre en cuanto a forma, y parte de su complicación está en dejar los bordes blancos para que no se mezclen los colore, como hemos hecho arriba. La dificultad está en que estas figuras son improvisadas, todas diferentes y mucho más pequeñas. Por lo que el control debe ser mayor.

Patrones de color complicados

Como puedes ver, estas pinturas ya no tienen el límite blanco sin pintar, por lo que es complicado pintarlas sin que se mezclen los colores y nos queden manchas. ¿El truco? Debes pintar hojas alternas, y esperar a que la pintura está bien seca antes de pintar la de al lado.

Las marcas en las hojas están hechas con tinta blanca, una vez que la pintura está seca.

Es un trabajo más minucioso, en el que también trabajarás la mezcla de colores y el control del pincel.

Requiere más trabajo que los anteriores, pero el resultado seguro que te encanta.

La dificultad de este trabajo radica en que el fondo está pintado de un color. Hay que pintar el fondo dejando los huecos de las lágrimas, esperar a que se seque y pintar el resto. Otra novedad que se incluye es el pintar encima de un color. En los dibujitos, hemos pintado una linea exterior verde, dejando líneas blancas por dentro y por fuera, y después, color amarillo. Sobre el amarillo hemos pintado de azul y rojo.

Hay que esperar a que esté bien seco antes de pintar sobre una superficie ya pintada, y cargar bien el color. Si pintamos con un color muy diluído no va a funcionar. Puede que no se vea, o que el color de abajo absorba el agua y nos quede una mancha.

Recuerda: Lo importante no es hacerlo perfecto, sino disfrutar del momento y seguir practicando.

Te dejo otras publicaciones en las que puedes encontrar diferentes ejercicios para seguir practicando:

EJERCICIOS EN ACUARELA

ESTUDIO DE MANCHAS

CÓMO HACER UNA GALAXIA

ÚLTIMAS NOVEDADES EN MIS NOVELAS ESCRITAS
BELLY PAINT EN FAMILIA, UN RECUERDO INOLVIDABLE

Dejar una opinión

12 + 2 =